Agrandar imagen | Ver tamaño original
En la jungla de hormigón de Hong Kong, el nuevo campus de la Escuela Internacional Francesa se erige como un vibrante oasis verde en la densa ciudad. Los 1100 alumnos ahora disfrutan de un colorido espacio de aprendizaje colaborativo y multicultural, preparando el escenario para el entorno laboral del mañana. Justo por encima del nivel de la calle en el distrito Tseung Kwan O de Hong Kong, la luz del sol se encuentra con la fachada caleidoscópica del nuevo campus de la escuela, derramándose en el edificio a través de ventanas ubicadas sobre una cuadrícula de 627 azulejos multicolores. Al disolver las aulas tradicionales y ampliar los límites sobre cómo los espacios de aprendizaje pueden permitir que los maestros y las clases trabajen juntos en un espacio abierto más colaborativo, la nueva escuela de 19,600 m2 se coloca a la vanguardia de la innovación pedagógica en Hong Kong. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir