Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de visitar numerosos sitios que han sido escenarios de lamentables eventos de crímenes de lesa humanidad y conflictos de violencia, uno puede realizar una simple observación: el lugar de la memoria colectiva no sólo se encuentra sujeto únicamente a un edificio memorial que recuerda a partir de nombres e historias. Especialmente en Latinoamérica, es además un lugar donde también se evoca a través del encuentro y los reclamos de las personas. Artículo relacionado¿Cómo las futuras generaciones responderán a la arquitectura memorial de hoy en día? En Buenos Aires, el lugar de la memoria probablemente está en la Plaza de Mayo -donde actualmente cada día se van sumando más vallas que restringen su acceso- reviviendo las acciones de las Madres exigiendo justicia contra la dictadura. En Ciudad de México quizás en la Plaza de las Tres Culturas, lugar de la masacre de Tlatelolco, uno de los acontecimientos más resonantes del país, sintiendo el movimiento estudiantil de 1968 con su tradicional marcha anual. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir