Agrandar imagen | Ver tamaño original
El concepto de este espacio surge de lo que queremos que el propio espacio exprese, ya que se trata de nuestro propio estudio. Queremos que sea un lugar de trabajo cómodo y funcional a la vez que hable de nuestros propios proyectos y manera de concebirlos. Por ello generamos un espacio honesto, en el que sean los propios materiales y la arquitectura la que hable. El espacio se trata de un piso de 140 m2, situado en una edificación típica de Madrid de los años 20. Queremos respetar esa estética y descubrir sus materiales originales, su autenticidad, su materialidad y el propio paso del tiempo. Aportar sólo lo necesario para que el espacio nos sirva para desarrollar nuestro trabajo.  Se vuelven a abrir todos los huecos originales que habían sido cerrados a través de los años, generado un espacio fluido; se respetan los suelos originales y se destapan suelos hidráulicos que presentaban rastro de las numerosas intervenciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir