Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. Luego de abrir la puerta de entrada, la sensación de este espacio es como si se caminara por un sendero durante la noche. Desde la entrada, se aislan los problemas del exterior gracias a los aleros extendidos que permiten el descanso. La sala de entretención para los niños es un espacio abierto que permite la creatividad. Se encuentra adyacente a la sala de estar y al comedor. En este lugar no hay compartimientos cerrados; en su lugar, una puerta corredera de vidrio da cabida a un muro de hierro oxidado. El comedor y la cocina están decorados con la calidez de las celdas de madera. La isla de la cocina y la mesa del comedor no cumplen una sola función, pues permiten compartir, jugar, pintar, etc. Recostados en el sofá, mientras se juega en la silla, se puede compartir en el suelo de madera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir