Agrandar imagen | Ver tamaño original
El diseño de proyectos hospitalarios o relacionados con el cuidado de la salud se guía en un gran porcentaje por medidas estandarizadas basadas en regulaciones o normas específicas, distintas en cada país. Estos estándares nos ayudan a diseñar correctamente espacios complejos, como los ubicados en las áreas de cirugía, hospitalización, diagnóstico y laboratorios, incluyendo además zonas y circulaciones limpias, sucias, restringidas o públicas, que permiten el correcto funcionamiento del edificio en su totalidad.Son pocos los espacios y elementos que como arquitectos podemos desarollar con mayor soltura y libertad de diseño. De este modo, las salas de espera, las recepciones, los espacios exteriores, y en cierta medida, las habitaciones, se transforman en algunas de las principales áreas que expresan el carácter del proyecto hospitalario que estamos diseñando. Para ayudarte en este proceso, hemos seleccionado 43 recintos que nos enseñan que la creatividad y la calidad del espacio pueden ir de la mano con la funcionalidad, trabajando en conjunto por un proceso de sanación más efectivo y amable con el usuario. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir