Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Limerick es una incorporación modesta, en una vivienda existente de una propiedad rural victoriana. La nueva adición orienta la casa hacia las vistas expansivas de la ladera del país, proporcionando una conexión a su entorno no evidente en la vivienda existente. La forma de la adición se inspiró en los deteriorados cobertizos de madera que habitan el área local. Estas estructuras inspiraron el diseño de la vivienda, tanto en forma como en material. El exterior está revestido por completo en tablas, teñidas de negro, para realzar la semejanza de la materialidad de los cobertizos. El envejecimiento de la madera, ya que se plateará, mejorará aún más esta similitud. Los tableros de revestimiento de fresno se utilizaron extensamente en el interior para contrastar el exterior oscuro revestido de madera y para fomentar la noción tradicional de una cabaña de fin de semana. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir