Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se encuentra dentro de un barrio cerrado en la localidad de Francisco Álvarez, zona oeste de la provincia de Buenos Aires, dentro de un lote de esquina de 750 m2, teniendo la particularidad de tener solo un vecino, ya que al contra frente, el terreno linda con un espacio de expansión común. La propuesta surgió como respuesta a las condiciones que el mismo terreno nos imponía; una vivienda cerrada hacia ambas calles dando privacidad a la vida cotidiana potenciado por su orientación sur y abierta en los lados opuestos, permitiendo el ingreso del sol en los ambientes de primera e integrando el exterior a los espacios interiores, aprovechando las vistas hacia el parque y los arboles. Detrás del ciego muro de hormigón visto de la planta baja, se ubica el estar, el comedor y la cocina, todos estos ambientes abiertos hacia el lado opuesto con carpinterías corredizas que “desaparecen”  permitiendo la integración total con el exterior y bajo un techo que cambia su altura con una leve pendiente logrando que los espacios de mayor jerarquía sean mas altos. El resto de la planta baja se completa con el espacio de estacionamiento, el lavadero y un baño de servicio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir