Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una gran parra de uvas en una noche de verano, esa es la mejor definición para este proyecto de restaurante.Este establecimiento ya funcionaba con un gran éxito, gracias al nivel de exigencia de sus propietarios, siempre estaba lleno y los platos eran muy aceptados entre sus comensales, pero le faltaban varios aspectos que ellos consideraban importantes. - En primer lugar, dotar de identidad y basarnos en un fuerte concepto para dar forma y aportar un fondo estético al proyecto.Como es un restaurante basado en el producto de proximidad, buenos caldos, pescados, mariscos y carnes, frescos y de la zona, decidimos basarnos en el producto más típico de la zona que es el Albariño. Es muy típico en la zona encontrar una mesa debajo de una parra de uvas donde comer o merendar en los días de verano. Y decidimos trasladar esta idea al restaurante. Concebimos una parra gigante en la que introducir a nuestros comensales, una vegetación que sube por las paredes y se descuelga del techo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir