Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las colinas adyacentes al poniente del Valle de Mexico solían ser tranquilas colonias y poco densas. Ahora se levantan grandes edificios y los lotes están llenos de casas, pero todavía hay vestigios del paisaje boscoso. El proyecto es la renovación de una casa que se ubica en este contexto, donde hay topografías accidentadas y colindancias construidas. La casa vieja tenía dos niveles y una fachada cerrada hacia la calle, donde está la luz  y las vistas a las colinas circundantes. El diseño abre estratégicamente esta fachada hacia el cielo y las colinas para integrar lo que queda del paisaje natural con el interior. Se utilizaron shutters de aluminio por fuera para controlar la incidencia solar, la privacidad y dar seguridad en una zona que puede ser vulnerable a los robos. Se hizo un tercer piso para ampliar el programa arquitectónico ubicando la recamara principal con baño y vestidor. Para esto se hizo una cubierta ligera que flota sobre los muros existentes.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir