El sitio web de arquitectura más leído en español
Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Obras
  3. Vivienda Colectiva
  4. Ecuador
  5. Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
  6. 2017
  7. Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo gana concurso para diseñar proyecto residencial en Quito

Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo gana concurso para diseñar proyecto residencial en Quito

Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo gana concurso para diseñar proyecto residencial en Quito
Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo gana concurso para diseñar proyecto residencial en Quito, Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

La oficina Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo se ha adjudicado el concurso de diseño de un nuevo proyecto en el centro histórico de Quito en Ecuador. Se trata de Edificio Iquique, un proyecto residencial que contempla tres tipologías distintas —entre 52 y 118 metros cuadrados— y todas disponen de al menos un espacio exterior propio.

"Interpretamos la vivienda como el primer espacio de sociabilización de las diversas agrupaciones familiares que lo habitan con diferentes maneras de vivir y convivir", explican los autores de la propuesta ganadora. "Por ello, se contemplan espacios de transición entre lo público y lo privado que fomentan el encuentro e interacción entre sus vecinos y los del barrio valorando la construcción de redes sociales", agregan.

Esquemas conceptuales
Esquemas conceptuales

Memoria oficial: Iquique en lengua aimara significa el “lugar de los sueños, lugar de descanso” y está en sintonía con nuestra visión de que “la vivienda debe ser entendida como parte de la ciudad y como lugar para habitar el presente, albergar nuestro pasado y proyectar el futuro; un lugar donde vivir cómodamente, que responda al deseo de valores simbólicos individuales y comunitarios, de privacidad y sociabilidad, y no solo como un producto de mercado, inversión y consumo”, como explican Josep María Montaner, Zaida Muxí y David Falagán en “Herramientas para habitar el presente. La vivienda del siglo XXI” (2011).

Barrios para vivir: vida cotidiana y comunidades sostenibles

Contexto
Contexto

El proyecto es sensible con los criterios de desarrollo urbano sostenible proponiendo la utilización racional del suelo urbano y del medio ambiente, conscientes de la realidad social, densificando y consolidando la trama urbana existente sin consumir más territorio. Considerando la dinámica actual de pérdida de población residente en el Centro Histórico de Quito (CHQ) el proyecto se destaca como una iniciativa integral e inclusiva.

Ubicado en el barrio de La Tola sobre el monte Itchimbía, el edificio se inserta en un tejido urbano residencial con buenos valores de proximidad, con la presencia de otras actividades que atienden al complejo entramado de necesidades para la vida cotidiana y hermosas visuales al casco histórico de la ciudad. El proyecto incide favorablemente en la dinámica del barrio aportando actividades a lotes que actualmente se encuentran en desuso.

En Iquique interpretamos la vivienda como el primer espacio de sociabilización de las diversas agrupaciones familiares que lo habitan con diferentes maneras de vivir y convivir. Por ello, se contemplan espacios de transición entre lo público y lo privado que fomentan el encuentro e interacción entre sus vecinos y los del barrio valorando la construcción de redes sociales. 

Entorno construido: paisaje y memoria urbana

Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

La propuesta morfológica fortalece las relaciones con el entorno en cuanto a su estructura arquitectónica, urbana y paisajística. Así, el partido arquitectónico se desarrolla respetando las restricciones normativas y en estrecha relación con el tejido colindante.

La volumetría se compone por dos cuerpos de vivienda articulados por la circulación vertical del edificio. Hacia la calle Iquique, estos volúmenes se integran a través de la celosía de ladrillo que garantiza la construcción a línea de fábrica y el filtro de privacidad hacia las viviendas. Es importante destacar la decisión proyectual de rectificar la línea de fábrica existente, eliminado el desfase entre las fachadas actuales y ampliando la acera. En la cubierta, estos dos cuerpos articulados se vuelven a evidenciar, hacia el norte la solución en buhardilla se hace evidente por los techos inclinados con lucernarios, el volumen central de circulaciones verticales se destaca en altura y hacia el sur la terraza apergolada con jardines distingue la zona de uso comunal en cubierta.

Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

Las fachadas fueron trabajadas como espacios intermedios que permiten la transición entre la calle y el edificio; y el edificio y el paisaje. En la fachada frontal la celosía de ladrillo garantiza la privacidad, mientras que los ventanales garantizan la relación con la calle Iquique en el día y en la noche, rescatando además la relación de llenos y vacíos de proporción vertical característica de las fachadas del CHQ. Mientras tanto, la fachada posterior se caracteriza por las áreas exteriores propias de cada departamento y tiene su composición opuesta a la fachada frontal abriéndose hacia las visuales del CHQ.

Las áreas comunales y de circulación se diseñan con la intención de reforzar tres aspectos: la relación visual hacia el paisaje del CHQ, fomentar la interacción entre vecinos y la incorporación de vegetación a la arquitectura. En la planta baja se propone el parqueadero de bicicletas junto a la zona de juegos para jóvenes y niños y en la cubierta se contempla una zona para celebraciones.

Para el desarrollo del proyecto y teniendo en cuenta las condicionantes económicas no hemos considerado viable la permanencia total o parcial de las edificaciones existentes en los lotes destinados a la intervención. Sin embargo consideramos relevante como criterio de memoria urbana del lugar que se considere la restauración y reutilización de elementos de dichas edificaciones que se puedan incorporar a las zonas colectivas del nuevo edificio.

Sensibilidad social: diversidad, género e inclusión

Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

El proyecto contempla tres tipologías distintas de 52, 75 y 118 metros cuadrados e independiente de la superficie de cada vivienda todas disponen de al menos un espacio exterior propio. También se considerarán personas o momentos específicos en los que uno pueda experimentar limitaciones en el uso del espacio físico, así en la propuesta observamos criterios de accesibilidad universal para que el proyecto sea más accesible y visitable. En las áreas comunales se diseñan rampas entre desniveles, ascensor, pasillos anchos, una plaza de parqueadero adaptada, lenguaje arquitectónico claro en cuanto a la definición de accesos y señalética interior. Además, el diseño de las viviendas tipo II y III permite la adaptabilidad para silla de ruedas.

Los interiores domésticos fueron diseñados de forma a no jerarquizar roles de género y favorecen la vida comunitaria entre sus habitantes, considerando espacios flexibles para diferentes actividades, espacios de uso multipersonal y espacios de guardado diversos. En los baños se ha considerado la segregación de las distintas actividades de aseo posibilitando su uso simultáneo, tampoco se relacionaron baños a las habitaciones y las cocinas se integran a las áreas de comedor. Todas las habitaciones tienen tamaños similares en las que se pueden dar distintas actividades permitiendo la inclusión de espacios de trabajo en el interior de la vivienda sin que estos afecten el desenvolvimiento de las tareas cotidianas.

Diseño arquitectónico: funcionalidad y flexibilidad

Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

En el proyecto sacamos el máximo provecho a los espacios propuestos, tanto en el edificio como en el interior de las viviendas, a partir de la incorporación de criterios de funcionalidad y mecanismos de flexibilidad. En las dos escalas se proyectan espacios diáfanos y multiuso capaces de adaptarse a las necesidades físicas cambiantes de sus usuarios en distintos momentos de su vida.

En los subsuelos -1 y -2 se distribuyen: 17 plazas de parqueadero y 01 parqueadero de visitas, bodegas, zonas de servicio e instalaciones. Las zonas de instalaciones técnicas en subsuelo no colindan con ninguna unidad de vivienda, ni en loza ni en cerramiento, garantizando que no hayan vibraciones o ruidos indeseados en los momentos que éstas se encuentren en funcionamiento. También es importante mencionar que parte del retiro posterior mantiene la permeabilidad del suelo y a la vez sirve de jardín privado a los departamentos ubicados en el nivel -1. 

Tipologías
Tipologías

En la planta baja y cubierta se ubican áreas comunales multiuso y las circulaciones se diseñan con el propósito de fomentar la interacción y sociabilización entre los vecinos de la comunidad Iquique. Las tipologías residenciales se distribuyen entre los niveles -1 y +2 y en todos los casos tienen su privacidad protegida por espacios intermedios.

Más allá de la denominación funcional de los espacios de la vivienda, éstos deben permitir la realización de una innumerable cantidad de tareas además de conjugar lo individual y lo colectivo. Por esta razón las áreas exclusivamente residenciales fueron diseñadas a partir de un núcleo de instalaciones y espacios diáfanos, permitiendo la personalización de todas las unidades de vivienda a través de distintas posibilidades de distribución interior de acuerdo a las necesidades de los usuarios. Con la misma lógica los sistemas estructurales y de instalaciones propuestos no interfieren en las distribuciones interiores de los departamentos y las carpinterías modulares permiten la subdivisión interior sin afectar la composición de las fachadas.

Sistema constructivo: racionalidad y modulación

Sección/corte. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Sección/corte. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

La modulación constructiva fue diseñada para minimizar costos, favorecer la flexibilidad del edificio y aumentar la posibilidad de transformación de las viviendas.  Para lograr esta alta capacidad de adaptabilidad se articulan los sistemas constructivos: estructural, cerramientos, instalaciones y elementos especiales. La propuesta parte de la complementación de un sistema constructivo mixto, combinando técnicas de ejecución in situ con sistemas prefabricados.

Es importante destacar que el diseño arquitectónico propuesto no está sometido a un sistema constructivo específico, sino que podría realizarse a través de la utilización de otros sistemas constructivos. La paleta selectiva de materiales del proyecto y la repetición estandarizada de las soluciones constructivas buscan la eficiencia en obra, minimizar errores y reducción de costos. 

Estructura: la estructura principal de hormigón armado visto trabaja luces cortas, las lozas alivianadas con casetones plásticos quedan vistas y los pisos de áreas comunales e interiores de viviendas son de hormigón alisado. La estructura de las pasarelas de acceso a departamentos, terrazas, así como la subestructura de la fachada principal se plantea en metal. Los pisos para las pasarelas metálicas se componen de piezas de hormigón armado visto. Los muros de contención y cimentaciones serán diseñados de acuerdo a las especificaciones determinadas por el estudio de suelos.

Fachadas/Alzados
Fachadas/Alzados

Cerramientos y materialidad: para los cerramientos de fachadas principales se propone la utilización de una pieza de ladrillo cuadrada que da identidad y compone las celosías características del proyecto. Para las divisiones entre departamentos y núcleos húmedos de las viviendas se sugiere el bloque de cemento visto o con estucado de espesor mínimo y pintado de blanco y azulejo blanco para las paredes que así lo requieran.

Para las demás divisiones interiores de los departamentos se sugieren divisiones livianas acordes al concepto de adaptabilidad de las unidades. Las carpinterías son de aluminio y vidrio. Los pasamanos y barandillas son en metal con detalles en madera reciclada de los pisos de la casa Calderón. Las lozas inclinadas y lozas planas de cubierta son impermeabilizadas y se revisten en tejuelo, de acuerdo a la cromática del entorno. Se plantean falsos techos únicamente en el núcleo húmedo de las viviendas.

Optimización de las instalaciones: las áreas húmedas del proyecto se encuentran agrupadas y optimizadas evitando recorridos horizontales de los sistemas hidrosanitarios y permitiendo que los ductos sean registrables para los casos de reparaciones.  El núcleo central de instalaciones de cada vivienda permite la flexibilidad total del resto de áreas del departamento. Los baños se ventilan mecánicamente a través del ducto central. Las instalaciones eléctricas quedan vistas con tuberías metálicas superpuestas.

Elementos especiales: el mobiliario fijo de áreas comunales se plantea ejecutar en hormigón armado visto. El mobiliario fijo de cocinas y baños de viviendas puede ser personalizado por los usuarios según previo acuerdo con el promotor.

Bioclimática: estrategias pasivas e incremento de confort

Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo

Bajo criterios pasivos de bioclimática se resuelven los diseños diferenciados de las fachadas este y oeste y todas las unidades disponen de doble orientación, permitiendo la máxima entrada de luz natural, pero controlando el asoleamiento a través de espacios intermedios como galerías o terrazas. En todas las viviendas se prevén la circulación de corrientes de aire natural a través de la ventilación cruzada. La incorporación de vegetación y dispositivos de sombra ayudan positivamente en el control térmico del edificio.

Manejo de recursos y residuos: consumo consciente y disminución de desperdicios

A partir de la estructura espacial del proyecto se favorece el ahorro y consumo energético consciente: para los sistemas de iluminación artificial se recomiendan aquellos que sean de bajo consumo energético, los inodoros son de doble descarga, además de la incorporación de especies vegetales de bajo consumo de agua que disminuyen el consumo por riego, los espacios de almacenaje de residuos disponen de la superficie necesaria para la recogida selectiva en origen.

Por otro lado, la racionalidad constructiva del proyecto minimiza los desperdicios en obra y el reciclaje de elementos restaurados de las antiguas casas en el nuevo proyecto son un gesto acerca de la posibilidad de reutilización de los materiales.

Viabilidad económica y compromiso social: un reto posible

Como actores sociales conscientes de rol que podemos desempeñar en la sociedad en la que vivimos el equipo diseñador y promotor del proyecto apuestan por criterios afines a los objetivos de desarrollo sostenibles.

Así, el edificio residencial Iquique fue diseñado bajo estrategias de eficiencia proyectual y saca el máximo partido de las restricciones normativas y económicas de la promoción sin detrimento de su calidad arquitectónica espacial, fomentando una cultura en torno al habitar integrado a la ciudad con comunidades solidarias e inclusivas.

Lámina 01. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Lámina 01. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Lámina 02. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Lámina 02. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Lámina 03. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
Lámina 03. Image Cortesía de Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo
  • Arquitectos

  • Ubicación

    Iquique, Quito 170136, Ecuador
  • Autores

    Esteban Jaramillo, Christine Van Sluys
  • Colaboradores

    Francisco Trigueros, Daniel Canelos, Darío Sáenz, Robinson Cueva
  • Premio

    Primer Lugar
  • Cliente

    Klein Soto
  • Área

    2684.0 m2
  • Año Proyecto

    2017

Ver la galería completa

Sobre esta oficina
Cita: Nicolás Valencia. "Jaramillo van Sluys Arquitectura + Urbanismo gana concurso para diseñar proyecto residencial en Quito" 21 feb 2018. ArchDaily Colombia. Accedido el . <https://www.archdaily.co/co/888732/jaramillo-van-sluys-arquitectura-plus-urbanismo-gana-concurso-para-disenar-proyecto-residencial-en-quito> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.