Agrandar imagen | Ver tamaño original
A una altura de 3,800 metros, los arquitectos de Ice-Age han diseñado y construido un refugio compacto y liviano que funciona como la última base habitable antes de aventurarse a escalar el Monte Elbrús, el punto más alto de Europa. Inspirado en el domo geodésico 2V de Buckminster Fuller, puede alojar hasta 16 personas mientras se aclimatan a la altitud y esperan el clima apropiado para la escalada. La cúpula geodésica, definida por las dimensiones más cortas entre dos puntos de una esfera, fue originalmente popularizada por el arquitecto, inventor e ingeniero estadounidense Buckminster Fuller. Su revolucionario trabajo en la década de 1940 –para resolver el problema de la vivienda– lo llevó a desarrollar la estructura del domo al reproducir el "sistema de coordenadas de la naturaleza" presente en esferas como las moléculas y los planetas. Al romper la linealidad de la vivienda tradicional, Fuller descubrió la eficiencia de la esfera, minimizando la pérdida de calor a través de la estructura del edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir