Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿A dónde creen que van estos niños corriendo con la maqueta? A primera vista, es surreal esta imagen; el objeto parece un fotomontaje allí, pero es real. La maqueta va rumbo a una nueva vida, a ser una casa voladora o un barco balsa… el juguete favorito en la mejor de sus suertes. Por otros lares, una de las crudas imágenes que se me han quedado grabadas de la facultad de arquitectura es aquella donde, a fin de ciclo, el patio se convertía en un cementerio de maquetas. Muchos, o la mayoría, llegaban a las justas con vida a su entrega y luego de eso se desvinculaban, y naturalmente, la maqueta pasaba al olvido. Y su destino es diverso: podía ser arrojada desde un piso alto hacia ese patio, podía ser despojada de ciertos elementos de interés para los amigos de lo ajeno, o finalmente, terminaba destruida en la basura con el resto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir