Agrandar imagen | Ver tamaño original
Viajar es una experiencia emocionante. Un momento en la vida en la que te puedes relajar y abandonarte  a nuevos descubrimientos. La intención del proyecto fue maximizar la experiencia del viaje y el descubrimiento. Dejando a un lado la comodidad de la rutina, pretendemos transportar a los usuarios a una nueva dimensión en un lugar que dialoga con el exuberante contexto natural y coloca al usuario en un estado de ánimo totalmente nuevo. El hostal está situado en el complejo eco-turístico de la comunidad Indígena Nahuatl Tosepankali. Una cooperativa que busca aumentar la calidad de vida de sus miembros, manteniendo su identidad cultural y preservando sus recursos. Por esta razón seleccionamos materiales locales como el bambú, la piedra y el bahareque. El proyecto dialoga con la accidentada topografía del sitio de una manera libre y lúdica. Al mismo tiempo busca recuperar la tipología de la arquitectura vernácula y materiales locales. El volumen emerge de la tierra invitando a la vegetación a que lo invada y juntos se transformen en un solo elemento de paisaje. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir