Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio se encuentra sobre la cresta de una montaña, en donde la parte superior ha sido cortada y aplanada por el propietario anterior. El nuevo edificio consiste en 5 cabañas que varían en tamaño y altura, lo que remite a la antigua cresta. Es una morada definitiva para los clientes -dos mujeres en sus 60. Una trabajadora social y una cocinera-, donde servirán a la comunidad hasta el final de sus vidas. Los espacios no tienen decoraciones, como una cabaña primitiva. Muros de hormigón, pisos y mesa. La cocina está abierta al público, funcionando como un restaurante para los almuerzos que utiliza productos locales. Las comidas también se entregan a los ancianos que viven solos en la comunidad local.Nota: Este proyecto se publicó originalmente el 29 de mayo de 2017. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir