Agrandar imagen | Ver tamaño original
La construcción de una bodega y la formación del vino están ligadas a una experiencia con la tierra. El vino es olor,  olor, sabor, cuerpo y esencia de la uva. Esta formación de sentidos y percepciones debe ir acompañada de un lugar capaz de enfatizar este proceso de transformación. Para ello hemos trab ajado cuatro aspectos claves: 1.- El programa de la bodega responde a la necesidad de producir vino y organizar una relación con la masía existente. Para la producción de vino se disponen cuatro naves con espacios intermedios servidores que contienen las instalaciones. En la primera nave, empezando por el lado derecho, se almacenan los útiles del desarrollo agrícola de las viñas junto con los laboratorios, áreas de embotellado y cámara frigorífica. La segunda de las naves está destinada a las tinas de maceración del mosto. La tercera nave almacena durante largos periodos las barricas y las botellas en reposo. Por último, la cuarta nave está destinada el área de catas, disfrute y almacenaje de las botellas de descorche. Un acceso en forma de túnel desde la parte superior de la Masía hacia la nave de catas organiza el recorrido de los propietarios. El acceso a las otras 3 naves se realiza directamente desde las viñas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir