Agrandar imagen | Ver tamaño original
"El Rincón del Chez es un pequeño espacio, de aproximadamente 15 metros cuadrados, anteriormente ocupado por una heladería vinculada al bar colindante, que ha sido transformado para la venta y degustación de vinos, en un modelo híbrido de comercio-bar. El local se integra en la calle Estafeta -popular por ser parte del recorrido de los encierros de toros durante las fiestas de San Fermín- mediante el uso de texturas y despieces en pavimentos en continuidad con el solado exterior, pretendiendo materializar un pequeño fragmento cubierto de calle, a modo de refugio, de límite interior - exterior difuso. En paredes, techos y mobiliario únicamente se hace uso de dos materiales: madera de roble y paneles de acabado cementoso, en alusión a los habitualmente presentes en los procesos de elaboración de vino." Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir