Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto cuenta con 145 metros cuadrados distribuidos en dos plantas arquitectónicas cubiertas y una terraza. La ubicación de la construcción es un factor importante ya que se emplaza en la ladera baja de Turi, un mirador natural de la ciudad de Cuenca-Ecuador en donde se encontraban algunos muros de contención de canto rodado de una construcción destruida y abandonada, éstos muros fueron levantados originalmente para detener la gran pendiente superior al 30% natural del terreno, es por esto que son incluidos en el diseño como parte formal y estructural del mismo. El propósito ha sido la construcción de una vivienda unifamiliar pequeña, con los espacios básicos para la vida cotidiana, funcionales, con un lenguaje local y contemporáneo a la vez. El partido de diseño refiere materiales vernáculos; se han usado muros secos de piedra, emplazados en donde se encontraban los originales de la construcción precedente, la estructura de cubierta íntegramente en madera vista con revestimiento de teja artesanal sin vidriar y con carrizo pambil como cielo raso, el adobe preparado en bloques para revestir algunas paredes y en su forma de empañetado de barro para otras. Esta suerte de materiales tradicionales incorporados a la arquitectura confieren la calidez popular de las construcciones locales y a la vez se acoplan a un proyecto de rasgos contemporáneos con grandes lienzos acristalados que predominan en la fachada norte, en donde se goza de una visual completa de la ciudad.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir