Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el proyecto de la escuela infantil en Pamplona, el lugar, es un condicionante principal, sin el cual no se podría entender este proyecto. La parcela, fruto de un proyecto de reparcelación, se encuentra en el borde de un barrio periférico de Pamplona. La geometría de ésta era de carácter casi triangular en la que dos de sus lados tenían el carácter de medianeras correspondientes a las traseras de una serie de edificios de viviendas, mientras que el tercer lado, y de mayor dimensión, se encontraba  orientado a sur,  abierto a una plaza desde la que se le dota de acceso. Por las condiciones extremas de la parcela y del programa pensamos que se trataba de un ejercicio donde se debía imponer primero la razón y lógica en cuanto a la implantación de los usos del edificio y la prioritaria  captación de luz natural  ante cualquier otro planteamiento de mayor complejidad o exuberancia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir