Agrandar imagen | Ver tamaño original
La lluviosa ciudad de Curanilahue posee una trama urbana desordenada e irregular, que da cuenta de su origen como campamento minero.- El terremoto del 27F devastó el establecimiento que se destaca por su orquesta juvenil.- Sin construcciones en el terreno, el mismo se nos presenta como un balcón hacia la ciudad y el paisaje circundante.-Se toma esta condición  y mediante  puentes elevados se libera el espacio a nivel de suelo, conformando una gran plaza con desniveles que permite  por un lado dar cobijo de la lluvia a la comunidad y  por otro desacoplar  los programas públicos y privados. Su fachada ventilada de madera sirve, no solo para reducir gastos de energía sino también para la integración a la estética maderera tan propia de la zona.- Este esfuerzo publico privado  contribuirá no solo a la comunidad escolar sino a  la ciudadanía toda tan carente de espacios públicos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir