Agrandar imagen | Ver tamaño original
El desafío principal para la concepción de esta instalación juvenil situada a lo largo del río Vence, era obviamente ampliar la perspectiva imponente de las montañas circundantes: l'Aiguille de Quaix y el Col de la Charmette. Así, con el fin de revelar este escenario, el edificio no tuvo otra opción que ser discreto y la elección fue de enterrarlo parcialmente. Surgiendo este edificio desde el suelo y luego enrollandose alrededor de su techo. El proyecto a continuación, muestra dos caras diferentes. Desde la calle, da la impresión de fundirse en las ondulaciones del sitio, mientras que desde el parque se lee como un desprendimiento del suelo revelando sus diferentes estratificaciones. Si la primera fachada pretende deliberadamente ser discreta, la segunda está revestida en rayas coloridas, animada con aberturas juguetonas. Se erige como una máquina reveladora, mostrando el paisaje con sus variados encuadres en la fachada; como muchas pinturas cambiando al ritmo de las cuatro estaciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir