Agrandar imagen | Ver tamaño original
El nuevo museo Vorarlberg completa la fila de varios edificios de la cultura en la orilla del lago de Constanza. El extraordinario concepto se basa en el principio de continuidad arquitectónica y que expande un edificio protegido vertical y horizontal generando una nueva forma de construcción no por contraste, sino que por el contacto de todas las partes diferenciandose sólo por su estructura superficial. El museo ocupa un sitio en la transición desde el paisaje abierto del lago de Constanza a la estructura urbana compacta del centro de Bregenz. En el borde de la otra trama urbana impermeable se alza una fila insular de los edificios más emblemáticos unifamiliares. Su ubicación, así como los espacios entre ellos, crea un espectro de diferentes espacios exteriores con un carácter único abierto a las vistas del lago de Constanza. En su conjunto, el barrio se puede leer como una secuencia continua de plazas públicas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir