Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto empezó hace un tiempo. Unos familiares cercanos me plantearon la idea de construir un lavabo-vestidor en el jardín. Que no obligara a ir desde la balsa que hace de piscina hasta la casa para cambiarse el bañador. Que además sirviera para lavarse las manos después de las "calçotades" que ya son tradición invernal. Iniciamos el proyecto concretando una ubicación. Entre la casa y la balsa existe una nave que hace de almacén de trastos, recolectora de utensilios y despensa de almendras y avellanas. De ladrillo viejo. Con las ventanas tapiadas. Y una única gran puerta corredera . Metálica y pintada de azul ultramarino. El vestidor se ubicaría dentro. Había espacio y se evitaba crear un nuevo espacio en el jardín. Respecto al cómo había tres ideas claras: · Observar los paisajes cercanos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir