Agrandar imagen | Ver tamaño original
Por Pablo Altikes Pinilla en “Movimiento Moderno Olvidado, 50 viviendas en Santiago de Chile 1940-1970″. El terreno era bastante pequeño, alrededor de 800 metros cuadrados, con 33 metros de frente y 25 metros de fondo. La mayor complicación era su poca profundidad, lo que obligó a proyectar la casa en dos niveles y el estacionamiento bajo uno de los volúmenes. El encargo fue muy puntual: incluía una zona en el ala norte del segundo nivel para el matrimonio, con dos dormitorios, pues dormían separados; un área en el sector sur-oriente para los tres hijos; y un sector para la suegra; ubicado en el sector sur-poniente, mirando hacía la Avenida Américo Vespucio. Producto del extenso programa arquitectónico, la casa quedó a 4 metros de distancia del muro medianero, posterior del jardín. Para mejorar esta situación, la dueña decide contratar a un japonés, llamado Nakagawa, para que adorne de manera artística el muro medianero posterior y genere una bonita vista. Se utilizó para estos efectos piedra adosada al muro medianero, generando texturas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir