Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto, además de dar cabida al programa de un consultorio médico, pretende generar un diálogo entre el interior del edificio y el espacio público que lo rodea, teniendo en cuenta el soleamiento y los espacios de privacidad de las consultas. Con el juego volumétrico entre la planta baja y la primera, se busca  marcar y delimitar la zona de acceso, generando un porche y, a su vez, dotar al edifico del merecido carácter de equipamiento municipal. En la planta baja se desarrolla todo el programa que da servicio al paciente, como son las consultas y las oficinas. En planta primera se ubican los dos dormitorios, la cocina y el salón de los operarios que trabajan de guardia. Las consultas están conectadas entre ellas y dispuestas de forma que en un futuro se puedan ampliar hacía el jardín que queda al Sur. Estas consultas se orientan hacia el patio de olivos que funciona como filtro entre el Consultorio y las viviendas de al lado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir