Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un antiguo almacen abandonado, relacionado con la industria pesquera, fue elegido para acoger dos estudios de arquitectura: “Nuno Sampaio Arquitetos” y el Laboratorio de innovación “Estrategia Urbana”. La intervención consistió en cortar un volumen que se amolda y adapta a las necesidades espaciales de los compartimentos que requieren mayor privacidad o un control térmico y acústico independiente, como las oficinas, la cocina y la zona de baños. El área central de este volumen incluye las oficinas y salas de reunión, que son compartidas entre ambas compañías, permitiendo una separación física entre el estudio de arquitectura y el auditorio de Estrategia Urbana. A partir de este núcleo central se accede a la planta baja, 100 m2 destinados a un taller de construcción de modelos, espacio de archivos, almacenaje e instalaciones técnicas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir