Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto consiste en un lounge bar que nace con una premisa base: la singularidad y el trato exclusivo al cliente. Se conforma a partir de un espacio único que sea capaz de generar una gran cantidad de percepciones: visuales, cromáticas, auditivas y sensitivas. Como solución, se propone realizar una malla metálica tridimensional formada por más de 300 piezas diferentes y que al deformarla, estirarla y moldearla, se adapta a la arquitectura existente del edificio donde se inserta. Así, se presenta como una sola envolvente que va generando diferentes espacios, y que a la vez los separa visualmente. Una única solución; un elemento unitario pero con multiplicidad de variables. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir