Agrandar imagen | Ver tamaño original
Historia En 1892 la compañía de metales Huanchaca de Bolivia establece en el sector denominado playa blanca de Antofagasta, una refinería de plata que llegaría a ser la más grande y moderna de Sudamérica. Sin embargo, el descenso del precio de la plata en los mercados internacionales, la producción de minerales de menor ley que años anteriores y problemas en el yacimiento de Pulacayo, produjo una paulatina decadencia que culminó con la paralización de la planta en 1902. Comienza así el proceso de desmantelamiento de las instalaciones, primera causa del deterioro de las ruinas que se mantuvo hasta hace pocos años. Contexto urbano Los terrenos donde se ubican las Ruinas de Huanchaca, propiedad de la Universidad Católica del Norte, junto a los terrenos que hasta hace pocos años pertenecieron al ejercito, comprenden una extensa superficie de la ciudad de Antofagasta que comprende la Av. Argentina por el oriente hasta el borde del mar en el poniente y desde el campus urbano de la universidad Católica del Norte por el norte hasta el acceso sur de Antofagasta por la ruta La Negra. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir