Agrandar imagen | Ver tamaño original
El reto básico fue cómo desarrollar en un lote “pequeño” un proyecto que maximizara la cantidad de unidades y que optimizara las diferentes áreas, todo con un lenguaje arquitectónico especial y único en el sector. La idea fue competir con singularidad, flexibilidad, contemporaneidad y precio, para matizar la desventaja de un proyecto con pocas unidades vendibles. Buscamos darle al cliente una opción amplia desde un apartamento de una alcoba (modulo básico), hasta apartamentos de dos e inclusive tres alcobas uniendo módulos en horizontal o vertical. El carácter del edificio y sus viviendas es especial, innovador y con una imagen más “internacional”, haciéndolo único y contemporáneo. La fachada tiene balcones continuos que permiten ventanearías piso-techo con amplia iluminación. Unos bastidores móviles de madera sirven para que el usuario juegue con su fachada y actúa como elemento corta sol. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir