Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un lote en  esquina, casi plano, un bosque de pinos en el norte de Pinamar. Una casa de vacaciones para alquiler sin usuario fijo, por lo tanto un programa de necesidades flexible. La vivienda se proyectó en base a tres condiciones: elevarse por sobre el  terreno natural evitando modificar sus niveles originales, ocupar la mayor cantidad de metros de frente sobre la calle Fragata la Victoria aumentando el tamaño aparente de la vivienda de modo que la propia construcción cerrara las vistas desde la calle al corazón del lote (evitando así  dejar expuestos espacios de uso privado  a las calles) y reducir el costo por mantenimiento futuro. Dos cajas superpuestas en la  esquina conforman una “L” en dos niveles y establecen la separación por plantas del programa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir