Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto se sitúa sobre lo que fue la Ciudadela, una zona de transición entre el centro histórico y los ensanches urbanos de la ciudad de Pamplona. El solar objeto de la intervención se mantuvo vacío desde el derribo de unos antiguos cuarteles, por lo que en la memoria colectiva había quedado asociada a la imagen de gran espacio abierto. Toda la propuesta gira en torno a una idea fundamental, que es la renuncia al proyecto como objeto autónomo, proponiendo en su lugar un conjunto con clara vocación urbana. Para ello, el edificio conforma un volumen en L, rodeando una gran plaza que se abre a los ensanches, a la vez que es capaz de generar un diálogo con la Ciudadela. Se opera entendiendo que la plaza y el edificio componen un único espacio, de modo que la superficie pavimentada exterior continúa en el interior de la planta baja del edificio, prolongando los espacios de exposición del centro de congresos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir