Agrandar imagen | Ver tamaño original
Trabajar y ser atendido como en casa: esta es la idea primigenia detrás de éste nuevo concepto de peluquería y del proyecto de interiorismo realizado para el cliente. Por tanto, a parte de ser un estudio de belleza, intenta también recordar un salón: Sus butacas, mesas de centro, la iluminación colgante y sus pavimentos típicamente domésticos han sido seleccionados con el fin de reproducir, no la típica decoración de casa, sino la sensación de confort y calidez hogareños.  Desde el exterior podemos ver a través de sus transparente fachada todo el interior de un recinto que lejos de esconder, pretende exhibir una manera de trabajar honesta, dedicada y sin artificios. Por ello, bajo el rótulo en el cual se describe un logotipo a medio camino entre el minimalismo y el lettering vintage, con apenas sutiles referencias figurativas al corte, solo encontraremos cristal limpio y transparente sin filtros ni veladuras.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir