Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tres materiales generan diversas atmósferas, que se encadenan en la experiencia del usuario explorarando la precisión constructiva y  trabajando sobre la presencia de los objetos en el paisaje, sobre el control de las relaciones entre el espacio construido y el medio. La envolvente, con una estructura de madera portante, ofrece múltiples matices y una extraordinaria capacidad de interacción con las condiciones ambientales. El cristal de fachada exterior , colocado en dos capas, oscila entre ser velo, formando fachada ventilada que deja ver la viruta de madera del aislamiento, a muro tranlúcido pero espesor, con la madera entre los dos cristales, a ligera celosía que abre el edificio al exterior. Así el edificio transita según las condiciones de luz, desde una apariencia de volumen cristalino tallado, a una cierta rememoración de galpón empalizada o galería agrícola. Los patios ofrecerán diversas atmósferas cuando la vegetación crezca, ya que en cada uno de ellos la densidad y peculiaridades de las naturalezas en ellos creadas será distintas, y ofrecerán ritmos diferentes a lo largo del año. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir