Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un espacio interior completamente de vidrio y espejo expone la infraestructura del nuevo edificio de oficinas de SOHO en Shanghai. El vidrio crea una multitud de reflexiones de los modelos en venta y salas de reuniones, mientras deja visibles la altura y la estructura original, además de mostrar un "doble realidad" que se funde con las impresionantes vistas del centro de Shanghai. Techos de membrana crean una atención especial a los modelos. La luz y las superficies reflejan todo el espacio, y se difunden aún más por el uso de los espejos. Algunos de los pisos son islas de piedra o alfombra, para crear momentos estáticos que compensan este mar de reflectividad. Como SOHO alquila las oficinas sin habilitar, la idea principal del diseño es mostrar a los clientes lo que realmente están recibiendo, y simultáneamente añadir una capa de lujo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir