Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda ocupa una parcela de la urbanización de Caselles d’Avall, en el municipio de Porqueres, en dirección a Besalú, saliendo de Banyoles. Es una parcela de pequeñas dimensiones, en un pendiente pronunciado, orientada a noreste, donde tiene las mejores vistas, desde el Pla de Martís en primer término, hasta el castillo de Torroella, con el mar al fondo, en un día despejado. En invierno se llega a ver el lago de Banyoles. Se accede por una calle de la misma urbanización respecto a la cual se protege con un cerramiento de chapa perforada casi opaca de color amarillo oscuro. La edificación se organiza intentando desplegarse topográficamente en la parcela. Iniciamos el proyecto delineando en toda su superficie, desde la calle hasta el borde inferior del solar, de una esquina a la otra, resiguiendo las curvas de nivel, y tratando de contener esta topografía. Líneas que, con voluntad de reconocer el solar y su topografía, intentan revelar sus cualidades; empiezan a aparecer los primeros muros de contención del mismo terreno, y los primeros espacios entre estos. Nos gusta reconocer ya en los primeros muros, en los cimientos, el futuro edificio, las líneas que iniciaron el proyecto, ahora construyéndose. Estas líneas irán definiendo los espacios-volúmenes que ocuparán una parte del espacio excavado, o del espacio de aire, dando la espalda a la calle, y cerrando unos espacios más privados que miran al paisaje. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir