Agrandar imagen | Ver tamaño original
El objetivo era hacer una actuación respetando la volumetría actual de esta antigua casa de pueblo, situada en la aldea de Noutigos, al lado del rio. Manteniendo su fachada de piedra, sustituyendo las ventanas originales en madera de castaño, solo se han hecho dos pequeñas nuevas aberturas en el muro sur en sitios estratégicos por su visión y por la necesidad de entrada de luz en lugares concretos. Las nuevas aberturas formadas por un vidrio fijo y un marco de acero corten contrastan con las existentes que se tratan en madera de castaño. Una parte de la fachada sur se ha tenido que revocar debido a las continuas humedades que generaban las piedras tan pequeñas que la formaban. Se han respetado las grandes piedras que rodeaban las ventanas y se han seguido lineas existentes para acabar alisando casi toda la planta primera y bajo cubierta. El jardín de acceso se ha tratado con unas grandes losas de piedra antigua recuperada, unos bancos en piedra y madera, albizias, parra virgen y lavandas, que nos dan una sencilla pero acogedora bienvenida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir