Agrandar imagen | Ver tamaño original
Restauración de una antigua mansión palaciega del siglo XVI, que se encontraba en estado de ruina y que había sufrido grandes reformas y alteraciones a lo largo de su historia, especialmente durante los siglos XIX y XX. Se limpiaron y recuperaron las trazas originales, sacando a la luz alfarjes de madera, ocultos tras falsos techos y que cubrían todas las estancias perimetrales, que han recobrado en su antigua dimensión y aspecto. La intervención arquitectónica más importante se ha centrado en el núcleo central constituido por el patio principal (del que apenas subsistían varias columnas de piedra) y un pequeño patio trasero. Sin renunciar a un lenguaje contemporáneo, la intervención plantea una continuidad natural entre lo viejo y lo nuevo, que se establece mediante el uso de los materiales: madera, terracota y morteros de cal y yeso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir