Agrandar imagen | Ver tamaño original
"La relación entre naturaleza y construcción es decisiva en arquitectura. Esta relación, fuente permanente de cualquier proyecto, es para mi una especie de obsesión; siempre fue determinante en el curso de la historia y, a pesar de ello, hoy tiende hacia una extinción progresiva." Alvaro Siza (83 años), programado originalmente para convertirse en un escultor, se destaca por su arquitectura que mantiene una calidad escultórica, al tener una "simplicidad engañosa". La transición a la arquitectura por parte del portugués se llevó a cabo a principios de su carrera, después de experimentar la obra de catalán, Antoni Gaudí durante un viaje a Barcelona. Desde entonces, ha crecido hasta convertirse en uno de los arquitectos más respetados de la época, ganando el Premio Pritzker en 1992. Siza estudió arquitectura en la Universidad de Porto donde se graduó en 1955, pero continuó participando como profesor entre 1966 y 1969, y regresando en 1976. Completó su primera obra en 1954 (cuatro casas en Matosinhos), incluso antes de haberse graduado, el mismo año abrió una oficina privada en Porto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir