Agrandar imagen | Ver tamaño original
La residencia está situada a lo largo de una ladera de suave pendiente con ninguna otra casa u obstáculos alrededor. Tomó un poco de tiempo para mí visualizar una casa construida en medio del terreno con pasto. La casa necesita proporcionar una sensación de protección, ya que sería el último hogar del cliente. También tenía que ser flexible para mezclarse con el entorno natural. De pie en esta tierra rica, yo quería que la casa tuviera una presencia fuerte y frágil a la vez. La calle adyacente no tiene casi nada de tráfico peatonal, pero los autobuses pasan un par de veces al día, y hay tráfico de automóviles  relativamente pesado. Con el fin de abrir con seguridad la casa hacia el entorno, la sala de estar tenía que ser levantada para evitar la vista desde la calle. La casa se puede abrir en todas las cuatro direcciones, sin ser visible desde la calle. Es importante asegurar la comodidad de sus vidas diarias y luego planificar para ciertos momentos extraordinarios. Así, la apertura y el cerrado de la casa tienen que estar bien equilibrados. En otras palabras, la fuerza centrífuga hacia el exterior (el paisaje) y la fuerza centrípeta hacia el interior (fuerza de refugio) deben tirar una a la otra con igual fuerza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir