Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se ​​inserta en una finca situada en el límite norte de Lisboa, en un lote orientado hacia el norte con un descenso acentuado. Un volumen gris dibuja los espacios exteriores de la casa y rectifica la naturaleza inclinada del terreno, permitiendo que las áreas sociales tengan una mejor exposición solar. El volumen inclinado blanco flota sobre el gris, apartándose de los límites exteriores de la parcela y abriéndose al jardín y la piscina. La distribución es pragmática y muy clara: el volumen gris se llena con los espacios complementarios de la casa, iluminados por un patio cavado en él (Ducha, Spa, sala de cine, bodega y garaje); el volumen blanco es ocupado por los espacios principales de la casa (salón, biblioteca, cocina y dormitorios) privilegiados por la transparencia hacia el jardín y la piscina. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir