Agrandar imagen | Ver tamaño original
En colaboración DW Arthur, expertos en el diseño arquitectónico de espacios infantiles, el equipo de Ward+Blake Architects creó un centro que educación que estimula explícitamente a los niños a través de su diseño. El proyecto tuvo un triple objetivo, potenciar la adaptación de los niños a su contexto (el campo como su hábitat), lograr un mínimo de calificación LEED Silver y estimular a sus jóvenes usuarios a través de la experiencia. El programa de educación orientado refleja el pensamiento de DW Arthur, una forma de diseñar espacios en los que los niños aprenden al experimentar con su entorno: el concepto de "salón familiar" con una suave curvatura en sus muros define el espacio principal en el que los niños de diferentes edades pueden interactuar libremente. Este se abre a las habitaciones privadas que se adaptan a las necesidades específicas y las diferentes edades.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir