Agrandar imagen | Ver tamaño original
Al suroeste de la provincia de Valencia, en las estribaciones de la Sierra de Enguera, en una extensa parcela de 27.000 m2, a 780 m de altitud y abundantemente poblada por pinos carrascos, pinos rodenos y alguna pequeña encina, esta casa se sitúa en el extremo opuesto al acceso, donde comienza el valle y están las mejores vistas. Hasta allí, desde ese acceso, el recorrido entre los árboles se definirá en el proceso de construcción. Dos escalas, dos aproximaciones. La primera, lejana, las vistas al valle, subir. Elevarse para disfrutar de esas magnificas vistas, del sol en invierno y de las brisas en verano. La segunda, inmediata, intensa y extensa relación con el bosque, desde cualquier punto de la casa. Una operación topográfica: manipular el terreno alrededor de la casa, deprimir sensiblemente el nivel de acceso y modelar el volumen, de manera que se optimicen las vistas, ventilaciones, circulaciones, etc. Así, la sección, nos define la organización espacial, alrededor de una sala de altura considerable, corazón de la vivienda y donde la escalera organiza el programa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir