Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de ocho años de extensa renovación, el edificio ha sido restaurado a su antigua gloria con muchas de las características originales intactas. Durante el proceso, se descubrió un evocador interior de la Belle Epoque con columnas doradas, pisos de madera parquet y paneles de barras de 1930, y gracias a la meticulosa restauración de Albert Guilleumas y Mireia Campaña, el espíritu original del lugar a vuelto lentamente a la vida. Ocaña se llama así en honor al famoso José Pérez Ocaña, que pasó 12 años viviendo al lado del edificio. Está situado en los números 13-15 de la Plaza Real, una de las más emblemáticas de la ciudad.  Somos coleccionistas de artefactos culturales alrededor de toda España. Los bancos de madera dispuestos alrededor de los balcones en el restaurante vienen de una compañía de teatro amateur en el pequeño pueblo de Westendorf, Baviera, mientras que la madera fuera de la cocina fue rescatada de una iglesia del siglo 16 cerca de León. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir