Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa familiar en Maria de la Salut, Mallorca, España, está ubicada en la zona de transición entre el tejido urbano y el campo, adosada en el extremo de una hilera de casas tradicionales. El largo terreno, entre los muros laterales vecinos, está orientada en un eje Norte-Sur frente a dos calles con una diferencia de nivel de 2 metros. El crecimiento urbano en esta zona conserva la estructura habitual del centro de la ciudad, es decir, bloques compactos con edificios alineados a la calle generando un patio interior en el bloque. Las casas crean un paisaje urbano característico de pequeñas calles que enfrentan las ventanas y persianas de madera pintada. Decidimos construir la casa como un volumen compacto frente a la calle en el lado norte. Eso hizo posible preservar los árboles existentes y utilizar una gran parte de la trama como un jardín orientado al sur. Tuvimos también en consideración la relación del proyecto con la trama urbana, los volúmenes vecinos y la forma en que se relacionan con la calle. La casa coincide con la altura de su vecino en un lado y plantea un medio-piso extra en el otro. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir