Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un edificio sobre los terrenos de las antiguas caballerizas del Palacio Coca en el centro de Madrid da pie a experimentar con los puntos de coincidencia entre la tradición de los miradores madrileños y un muro cortina permeable y protegido del sol, permitiendo conjugar al interior el confort tradicional de las habitaciones encadenadas y con gran volumen, con la limpieza de los espacios contemporáneos y su fluidez interior-exterior. Al mismo tiempo el contexto, condicionado tanto por el Palacio como por el arbolado de gran porte existente, nos ha llevado a imaginar el pequeño edificio como un pabellón a la vez respondiendo a todos los estímulos del contexto y a ninguno, aparentemente ensimismado en sus propias leyes de organización espacial y material. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir