Agrandar imagen | Ver tamaño original
La parcela se sitúa en el Puerto Deportivo de Gijón, en un relleno que se le ganó al mar mediante la construcción de un nuevo dique que creó un espacio triangular de 5.900m² donde se construyó el edificio. El edificio proyectado, prácticamente rodeado por el Mar Cantábrico, adopta perfil de proa curva hacia el mar, ofreciendo al oleaje y al viento del Norte, una piel dura e impermeable. Hacia el sur y la playa, mediante un muro cortina de vidrio, ofrece un espacio recogido, abrigado y soleado al que se abre para captar el máximo de calor y luz posibles. Se genera así una forma orgánica que se ofrece a ser contemplada desde todo el borde de la ciudad. El edificio lleva a cabo su caracterización en el entorno mediante los materiales que lo configuran: Pizarra verde y dorada en grandes piezas, como fachada hacia el mar que transforma su color con el agua y refleja el sol y el mar y sorprende por el carácter camaleónico de un material pétreo; vidrio hacia el sur, reflejando y absorbiendo el sol durante el día y convirtiéndose en linterna nocturna en el extremo del dique durante la noche. Se planteó un desarrollo funcional basado en cinco actividades: Centro de Talasoterapia, Centro termo-lúdico, Complejo Deportivo, Clínica de Fisioterapia y Restauración. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir