Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se puede resumir de forma concisa el proyecto en un gesto. El respeto por el sitio, no en el sentido del paisaje, sino de los hábitos y actitudes inherentes a la "sensación" del lugar que se hacen evidentes cuando se inserta el edificio en una zona donde se cultivan los principios de identidad del entorno y un fuerte sentido de la preservación. Un proyecto de una galería de arte, con particularidades y necesidades inherentes a una zona con usos específicos y funciones, permitiendo "vivir" bajo tierra, donde se pueden llevar a cabo todos los requisitos propuestos. El silencio visual mantenido en la superficie incrementa la expectación del observador antes de la dualidad de escalas al que se enfrenta: nada en la superficie y mucho en el interior. La escala cada vez mayor del espacio impuesto en el observador, ya que se introduce dentro del edificio, se estimula y aumentan los contrastes de luz, color, escala... Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir