Agrandar imagen | Ver tamaño original
Es una obra que transforma el paisaje de Amareleja; en medio de un bosque de Encinas aparece un volumen blanco rodeado de una inmensa sábana de paneles fotovoltaicos. El edificio busca, de esta manera, fusionar el trazo tradicional de la región con lo contemporáneo. El concepto es un edificio blanco de techos inclinados que se esconde detrás de un gran muro. El pasaje se encuadra a través de grandes ventanas orientadas con cuidado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir